Historia

Más de medio siglo de vida:

 

Fundado en 1954, el Moto Club Bañezano es una de las sociedades deportivas de mayor antigüedad en la provincia de León . Con motivo de sus bodas de oro y en reconocimiento a sus meritos acumulados, durante su trayectoria en favor del deporte, en el año 2004 le fue entregada al club la Placa de Oro de la Real Federación de Motociclismo Española. Resultaría imposible enumerar, en pocas palabras, todos los logros de la entidad bañezana, pero estas líneas tratarán de resumir algunos de los aspectos destacados de sus años de existencia, agrupando esa actividad por áreas de especialidades deportivas y repasando algunos puntos importantes de su intensa y rica historia.

Destacar que todos los miembros que forman y han formado los diferntes equipos de trabajo a lo largo de la historia, como pueden ser presidentes, directivos, comisarios de pista y todos los colaboradores que hacen posible la organización de las diferentes pruebas, lo hacen y lo han hecho de forma totalmente altruista por simple afición. Por lo que la afición es, ha sido y sera el motor del Moto Club Bañezano.

Velocidad

Las carreras de velocidad en su circuito urbano, cuya primera puesta en escena tuvo lugar dos años antes de que se fundase oficilamente el club, es una de las joyas que más iluminan su historia. Durante las décadas de los 50, los 60 y los 70, el circuito motorista urbano bañezano fue gestando un evento que, hoy en día, aún en activo, despierta la admiración de los motociclistas, y sociedad en general, de toda la geografía nacional. Figuras como Ángel Nieto, Jorge Martínez “Aspar” Manuel “Champi” Herreros conocieron las mieles de la victoria en La Bañeza antes de proclamarse campeones del mundo. Pero ellos son sólo un ejemplo de la gran cantidad de pilotos que foguearon sus aptitudes compitiendo por las calles de La Bañeza. Tal circuito urbano fue puntuable para el Trofeo Nacional Senior entre los años 1977 y 1985. Las luchas por los puntos en el campeonato español depararon duelos inolvidables en La Bañeza. En aquellos tiempos en que apenas existían circuitos permanentes, los clubes que organizaban carreras en circuitos montados para la ocasión eran indudables acicates para el deporte. En la primera mitad de los años 80 el Moto Club Bañezano organizaba carreras puntuables en León capital y en La Bañeza (también en Benavente), representando con ambas, en 1983 por ejemplo, el 33% de las pruebas valederas en toda España dentro del calendario del Trofeo Nacional Senior.

A partir de 1985 los circuitos urbanos fueron retirados por la Federación Española de las competiciones nacionales, pero el Moto Club Bañezano, dado que, una y otra vez, recibía negativas a su propuesta de construcción de un circuito permanente en su ciudad, siguió adelante con sus carreras urbanas y sigue luchando para mantenerlas vivas hoy en día, haciendo alardes, año tras año, de una organización impecable.

Y no sólo en la encomiable tarea de organizar eventos deportivos, como su circuito urbano, ha destacado el Moto Club Bañezano. También en el oficio de apoyar, con sus licencias, a jóvenes promesas del motociclismo. Y esa función también ha reportado importantes alegrías al equipo bañezano. Uno de sus pilotos, Faustino Hernández, dio al club el título de Campeón de 125cc en el Trofeo Nacional Señor de 1982. Otro piloto defendiendo los colores del club, Manuel Hernández Nicolás, alcanzó el título individual de Subcampeón de España de Velocidad en 1986 y llevó la bandera bañezana, junto con otros nombres, a pasearse por los Grandes Premios del Campeonato del Mundo. Es tan valiosa la lista de pilotos españoles que en los años 80 escogía al Moto Club Bañezano como “su club”, que sus estandartes lo llevaron a coronarse con el Título de Campeón de España de Velocidad en 1987.

En los años 90 y en el siglo XXI la carrera de su circuito urbano ha seguido creciendo hasta convertirse en auténtica leyenda viva del motociclismo. En el año 2009 este singular evento deportivo y cultural cumplió su 50 Aniversario y coincidiendo con dicha celebración se comenzó el rodaje de una película documental sobre su historia, titulada “El Gran Premio de La Bañeza”.

Moto Cross

En 1973 los ojos de la provincia de León vieron en La Bañeza, por primera vez, una competición de moto cross. El Moto Club Bañezano había habilitado para ello una finca situada en su municipio. Durante muchos años, las manos altruistas de los miembros del Moto Club Bañezano han trabajado para que esa finca se convierta en uno de los mejores trazados de España. No en vano, hoy en día, cada año, es cita ineludible en el Campeonato de España de la especialidad. Los mejores pilotos de moto cross de España llegan a la provincia de León todos los años, gracias al esfuerzo del Moto Club Bañezano.

En el año 2010 el bañezano circuito de La Salgada fue testigo del Campeonato de Europa y del Campeonato del Mundo MX3. La organización del Motoclub Bañezano fue espléndida y en el año 2011 alcanzó su más alto hito deportivo al organizar el Gran Premio de España del Campeonato del Mundo MX1 y MX2.

Y también en ese terreno del motocross, el club ha obtenido éxitos deportivos, además de los organizativos. Así, por ejemplo, el Moto Club Bañezano fue Vencedor del Trofeo Nacional de Moto Cross en la cilindrada de 125cc en el año 1993, veinte años después de aquel primer moto cross en la provincia.

Otras modalidades motociclistas

La actividad de apoyo al deporte del Moto Club Bañezano ha sido incesante y su aprendizaje y apertura constante. La evolución del motociclismo, desde que aquellos pioneros del Moto Club Bañezano comenzaron a organizar carreras por las calles de su ciudad allá por los años 50, ha sido inmensa. Y las generaciones herederas de los fundadores del club han abrazado las nuevas especialidades del ámbito motorista poniendo al servicio de pilotos y público espectáculos varios y Campeonatos de Castilla y León con pruebas de Enduro, Minimotos, Scooter, Trial y otros. También sus propios pilotos le han dado éxitos deportivos en estos ámbitos; por citar alguno de ellos, en 1997 lo proclaman Club Campeón de Velocidad Scooter 50cc en el Campeonato de Castilla y León.

Siempre atentos a un deporte en permanente evolución y desarrollo, los miembros de la entidad sustentan pilotos en las nacientes especialidades. Así, el Moto Club Bañezano cuelga también en sus laureadas vitrinas el Diploma de Campeón en el Campeonato de Castilla y León Quad Cross de 2007.

Deporte base

La actividad de promoción de deportistas del Moto Club Bañezano queda manifiesta, como hemos visto, además de en ese incesante activismo del club en el arte de organizar competiciones, en el apoyo a jóvenes pilotos individualmente. Durante su dilatada trayectoria, la labor del club, promocionando el deporte del motociclismo, ha sido ejemplar. Su labor como promotor del deporte base, respaldando con sus licencias a jóvenes corredores, encontró recompensa, por nombrar una de los muchas, al proclamarse vencedor del Trofeo Nacional de Moto Cross en la categoría “Junior-Cadete” en 1995 y cosechando el triunfo en la categoría de 65cc por partida doble, en los Campeonatos de Castilla y León de Moto Cross de 2004 y 2006. No obstante, aunque siempre es hermoso lograr triunfos deportivos, no es la consecución de títulos el objetivo del amparo a deportistas del Moto Club Bañezano, sino el deseo de dar oportunidades a jóvenes a que desarrollen sus aptitudes y participen del deporte y de su esencia integradora y humana.

Más reconocimientos

Por su incasable labor, entre los reconocimientos destacados que le han sido concedidos al Moto Club Bañezano en la provincia de León, podemos señalar que fue nombrado Mejor Entidad Deportiva Provincial en el año 2000 y ha recibido la Medalla de oro de la Excelentísima Diputación de León. La Gala Provincial del Deporte Leonés concedió al presidente de la entidad, Don José Luis Falagán, la Placa a los Valores Humanos en el año 2003. Y esos valores humanos son, en realidad, los de todo un equipo de personas, toda una sociedad que, década tras década, ha trabajado desinteresadamente para dar vida al deporte del motociclismo en nuestra provincia leonesa y para mantener viva una competición extraordinaria, un distintivo tan único, como es el “Gran Premio” de su circuito urbano. Concretamente, ese evento y todo el entramado humano que lo rodea representa el carácter de su ciudad y toda una idiosincrasia de un tipo de acontecimiento, social, cultural y deportivo, en extinción. El Moto Club Bañezano es el responsable de que la estirpe de las carreras de velocidad en circuito urbano sea una realidad palpable en su más pura esencia en León, Castilla y León, España y Europa. Las distintas generaciones del Moto Club Bañezano han creado un “Gran Premio” en las calles de su ciudad que es universal.

Evolución del escudo a lo largo de los años.